JAÍR RAMOS | @JAIRMULTIMEDIOS
10 de febrero de 2018 / 06:31 p.m.

Tigres y América se midieron en un duelo muy parejo, de gran espectáculo, con penales, goles y polémica. Al final los puntos se compartieron y sin duda los más agradecidos fueron los aficionados quienes vieron a dos franceses anotar en El Volcán.

El duelo comenzó, América se notaba prevenido pero seguro de su planteamiento, nunca dudo comenzar a atacando a Tigres, incluso, el local parecía costarle un poco su rotación, con elementos nuevos en el cuadro tras la orden de Tuca.

Al 19, luego de un fuera de lugar de Gignac que parecía dudoso, Cecilio Domínguez sacó un disparo avisado lo difícil que serían los azulcremas en este duelo, tras el zapatazo, el balón pegó en el poste sacudiendo la cabaña de Nahuel en el primer aviso.

Luego de un duelo de ida y vuelta, el América nuevamente corrió con la suerte.

Al minuto 31 tras una jugada clara, Chaca Rodríguez cometió una falta dentro del área, el árbitro central no dudó y pitó la pena máxima para los visitantes, Matheus, tenía la chanza de poner arriba en el marcador a su equipo.

Parece ser que los demonios del 2016 regresaban a la cabeza de los americanistas, misma portería, mismo arquero… Matheus, tomó distancia, pegó ante la mirada de todos y sí, los fantasmas regresaron, el esférico se fue por la derecha de Nahuel fallando Las Águilas la clara opción.

Fue al minuto 40 cuando Tigres siguió con sus ataques, y luego de una llegada clara de Eduardo Vargas que parecía clavar el primero de la noche, en esta ocasión Chaca Rodríguez corrió por la pradera derecha alcanzando un balón que fue filtrado a su carrera, levantó la cabeza y mandó un centro a media altura donde André llegó como cuchillo en mantequilla y con un testarazo a quema ropa, batió el arco de Marchesín para el 1-0.

Así Tigres concluyó una primera parte de ida y vuelta con una ventaja mínima que esperaba mantener o aumentar en los segundos 45 minutos.

El segundo tiempo comenzó, Tigres tomó la iniciativa y la primera clara se dio al minuto 53, luego de una diagonal de Alberto Acosta quién sirvió en un esférico que le quedó atrás a Gignac quién al final fallo luego de intentar de taquito finiquitar esta primera aproximación.

América intentó reaccionar rápido pero no se dio hasta que al minuto 65, un gol para muchos legítimo fue anulado tras una falta marcada, pero a pocos segundos después, fue marcado un penal a favor de las águilas, el segundo del encuentro, en esta ocasión, Ménez, el francés, tomó el balón, la responsabilidad y luego de algunas discusiones con El Cantante, árbitro del encuentro, Nahuel estuvo frente a frente del francés, el árbitro pitó y disparó al centro, América empató justamente y el duelo se volvió aún más interesante.

Al minuto 76, América insistió, Oribe Peralta agarrón un esférico en el área, levantó la cabeza y vio solo a Ménez, éste disparó de derecha mandando el balón a la tribuna.

Tigres intentó con unos cambios comenzar el ataque de local, entró Jürgen Damm y el joven canterano Damián Torres para darle frescura al duelo.

Sin embargo, el juego se cerró, Tigres y América compartieron puntos en casa en un duelo sin duda de expectación cumplida, los felinos a pesar de no ganara siguieron con la racha positiva de local, y se mantuvieron como uno de los grandes del campeonato