MULTIMEDIOS DIGITAL
1 de marzo de 2018 / 06:01 p.m.

ESPECIAL.- Cientos de defensores del uso de armas de fuego se reunieron en una iglesia de Pennsylvania portando rifles de asalto AR-15 durante una controvertida ceremonia.

En la misa, realizada en el Santuario para la Paz Mundial y la Unificación en la comunidad de Newfoundland, algunos de los presentes vistieron trajes y vestidos de boda, y otros incluso estaban ataviados con coronas hechas con balas.

La inusual reunión, que provocó que una escuela cercana a la iglesia cancelara sus clases, generó protestas por parte de un grupo de manifestantes afuera del recinto religioso, mismo que estuvo resguardado por elementos de la policía estatal.

Durante una oración, el líder de la iglesia, el Reverendo Sean Moon, argumentó que Dios le dio a la gente el derecho a portar armas.



ggg