MILENIO DIGITAL
18 de diciembre de 2017 / 05:46 p.m.

ESPECIAL.- Después de leer esto, tendrás que buscar otro lugar en dónde poner tu celular en la noche que no sea debajo de tu almohada. El Departamento de Salud Pública de California (CDPH, por sus siglas inglés) emitió unas recomendaciones para evitar que la energía de radiofrecuencia que emiten los teléfonos móviles afecten la salud de las personas.

De acuerdo con el organismo, aunque la comunidad científica no ha llegado a una conclusión definitiva de cómo la radiofrecuencia afecta a la salud, se ha ligado al cáncer de cerebro, tumores en el nervio acústico, conteo bajo de espermas, dolor de cabeza y efectos en la memoria, la capacidad para escuchar o el ciclo del sueño.

"Sabemos que pasos simples, como no guardar tu teléfono en el bolsillo y alejarlo de tu cama por la noche, puede ayudar a reducir la exposición tanto para niños y adultos", dijo en un comunicado Karen Smith, directora del CDPH.

Los teléfonos emiten radiofrecuencias cuando envían y reciben señales de las torres celulares, por eso, el Departamento de Salud recomienda no usarlo cuando la señal es débil, pues el teléfono emitirá más energía para conectarse a una torre con mejor señal o cuando se va en algún tipo de transporte, pues el cambio entre antenas aumenta la radiofrecuencia emitida por los teléfonos.

Éstas son las recomendaciones que da el CDPH para evitar la exposición a la radiofrecuencia emitida por los teléfonos:

*Mantén el teléfono alejado de tu cuerpo.

*Reduce su uso cuando la señal sea débil.

*Reduce el uso del celular para descargar archivos pesados o hacer streaming de audio o video.

*Mantén el teléfono lejos de tu cama por las noches o ponlo en modo avión.

*Usa un manos libres para hacer llamadas y desconéctalo cuando no lo uses.

*Evita usar productos que aseguran bloquear la radiofrecuencia. En algunos casos, lo que hacen es aumentar la exposición.



dat