NOTIMEX
13 de octubre de 2017 / 08:43 a.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Julián Gil dejó claro en conferencia de prensa que lo más importante que tiene en este momento es defender los derechos de su hijo Matías, a quien ve cada semana en un tiempo breve.

Sostuvo que desde que inició la problemática con su ex pareja, Marjorie de Sousa, siempre ha ido de frente con la verdad y piensa que una de las cosas que requiere mucha atención es ya terminar con las mentiras que pudieran haber alrededor.

“Me he sentido pisoteado, difamado, pero al final del camino vamos a conocer la verdad”, declaró el argentino, quien mencionó que no se vale que se quiera manchar su imagen, ya que vive de su nombre.


Reveló que lo que más le lastima de todo el proceso es el desgaste físico, mental, familiar, porque las consecuencias no son sólo con él, ya que tiene dos hijos más, que de alguna manera también se han visto afectados.

Aseveró que de visita en visita ha ido creando cierta afinidad con el niño, por lo que aprovecha todo lo que puede, ya que estar con el bebé por 60 minutos es muy poco para él.

“En el tiempo que estamos juntos no podemos tener un vínculo normal porque hay cámaras, más gente medio metro contigo y otra persona a tres metros vigilando, además no puedes sacar fotos”, indicó.

Subrayó que cuando Matías esté grande le explicará bien las cosas.

“Aquí el único perjudicado es él, pero de alguna manera si se manejan las cosas inteligentemente se sentirá orgulloso, porque sabe que de mi parte como padre luché por él y sus derechos”, expresó.



jeem